Ellen Belshaw, Daniel Monroy y Armando Rosales | Lo que sabíamos pero no pudimos decir

10 / Sep / 18 - 19 / Oct / 18

slide 0

 Daniel Monroy (Generación 2013) y Armando Rosales (Generación 2016) participan en la exposicón colectiva Lo que sabíamos pero no pudimos decir curada por Ellen Belshaw (SOMA Summer intern 2016). La exhibición gira en torno a un sensación común de cercanía y el deseo de conectar, pero que a su vez reconoce las barreras que a menudo se interponen en el camino para lograr esta conexión. Deriva de experiencias de los extremos de la conexión: encontrar afinidad con personas que no comparten un idioma común contigo; no poder mantener una conversación fluida con alguien que habla tu lengua materna; la satisfacción de visualizar sonidos, pero desconfiar de tu propio sentido de percepción de la profundidad; o sentirte cerca de tu patria, pero estar limitado por las fronteras políticas actuales.

Esta exposición es el resultado de una pasantía internacional curatorial de un año de duración entre FOFA Gallery y SOMA México, que tuvo como objetivo fomentar el intercambio cultural entre Ciudad de México y Montreal. Después de varios encuentros y reuniones con artistas contemporáneos en la Ciudad de México, la curadora Ellen Belshaw desarrolló la propuesta de la exhibición en Montreal. Los cinco artistas seleccionados han creado trabajos que involucran activamente a los espectadores en un intento de interpretar la conexión, o la falta de ella, a través de recursos personales, políticos y sensoriales.

La obra de Armando Rosales Estado Actual (2018), es una serie compuesta de zapatos moldeados en goma, que invita a los visitantes a usar sus esculturas mientras caminan por el espacio de la exhibición. El trabajo de Rosales es una respuesta lúdica al tema de la exposición que sirve  también para propiciar en los visitantes la sensación de vértigo con la que el artista lidia diariamente debido a una afección vestibular del oído.

La instalación Resistencia (2009)  de Marcela Armas y el video de Daniel Monroy Cuevas New Frontier(2015) abordan un argumento común: las fronteras. En Resistencia, una serie de cables de acero suspenden en su lugar un filamento metálico incandescente o borde. La obra es un recordatorio de la maleabilidad de las divisiones físicas y políticas que afectan en gran medida las vidas de las personas de ambos lados. Si bien la obra de arte de Armas representa la línea fronteriza que divide a México y los EE. UU., la videoinstalación de Monroy Cuevas es menos obvia. El escenario de la película es un auto cine abandonado en el Valle de San Luis, Colorado (anteriormente la frontera entre México y los EE. UU., una zona de conflicto durante la guerra entre México y Estados Unidos). New Frontier se centra en herramientas que normalmente se utilizan para salvar distancias—binoculares megáfonos, espejos—pero a lo largo del video, la medida precisa  de la distancia que se está acortando sigue sin estar clara.

Acústica Concreta (2018) de Lorena Mal y Nodal (2015) de Rogelio Sosa juegan con la experiencia sensorial al crear visualizaciones a partir del sonido. Nodal se compone de cuatro cables motorizados que oscilan entre composiciones sonoras creadas por Sosa, que el visitante puede escuchar y ver en el espacio. La instalación in situ de Mal, Acústica Concreta, convierte las ondas de sonido que rebotan en el espacio que ocupa, en formas lineales de hormigón. Si bien Nodal hace visibles los sonidos en tiempo real, Acústica Concreta solidifica los sonidos que una vez existieron, pero que ahora están obstruidos por la instalación misma. Las obras de arte de Mal y Sosa conectan y superponen los sentidos, borrando el límite entre las experiencias visuales y auditivas.

Lo sabíamos pero no podíamos decir busca crear un puente entre la galería, la universidad y la ciudad, al mismo tiempo que crea lazos y borra los límites entre México, Canadá y el vecino que comparten estas dos entidades políticas.

 

FOFA Gallery

1515 Saint-Catherine St W,

Montreal

Quebéc, Canadá

SOMA

Calle 13 #25, Col. San Pedro de los Pinos, 03800 Ciudad de México