Ilazki de Portuondo | Premonición de un aborto por la mano del diablo

12 / Feb / 19 - 21 / Feb / 19
slide 1
slide 2
slide 3

Invoco la mano izquierda de mi madre que las monjas de su escuela ataron durante su niñez por ser zurda. Llamo a esa mano que impidieron dejar expresarse por ser la del diablo.

Te reconozco a ti. Tú, ese mismo diablo que me advirtió de lo que iba pasar y porqué iba a pasar. Agradezco que me dejaras ver a través de un sueño ese aborto y el reflejo de las razones por las cuales decidí no acoger esa vida en mí. Me avisaste del dolor que tuve que vivir renunciando al deseo de ser madre por mi vida inestable y querer ser artista. Recuerdo que mi madre decidió gestarme y renunció a entrar en bellas artes. Agradezco a esa encarnación fallida por revelarme que quiero ofrecerle un hogar y que tengo que prepararlo. Transcribo sobre Amate la visión de ese espíritu que dejé en las tierras de México. Desde el uso de bacterias de kombucha que me dejó de herencia mi abuela; hago un papel orgánico. Que se quede mi experiencia en esa hoja como se inscribió en mi cuerpo el recuerdo de esas moléculas que no dejé llevar a cabo. Todas estas materias orgánicas aquí vinculan mis territorios afectivos. Llamo a mi tejido simbólico para que soporte tu memoria y que puedas irte en paz. Sé que no mato a nada, lo devuelvo a que se procese en otra cosa. Sé que la vida es infinita.

Te agradezco, diablo, por dejarme decidir sobre mi vida y mi cuerpo.

Te devuelvo, diablo, ese destino tan corto que compartí para que puedas nutrir otras formas de vida.

Mano izquierda, te amo.

 

 

 

Revisión realizada por Yoshua Okón y Laureana Toledo.

SOMA

Calle 13 #25, Col. San Pedro de los Pinos, 03800 Ciudad de México