Wendy Cabrera

12 / Mar / 19
slide 1
slide 2
slide 3


A mediados de los sesenta durante la Guerra Fría, el departamento de Estado de los Estados Unidos y la Alianza para el Progreso organizaron exposiciones para recorrer América Latina. Éstas serían patrocinadas por la compañía petrolera Esso (Standard Oil) y la Organización de los Estados Americanos. Las exposiciones de artistas nortemericanos dentro del expresionismo abstracto se generaban como otra arma de la Guerra Fría. En los Salones Esso de 1965, los artistas participantes de cada ciudad eran evaluados por jueces locales e internacionales. Las obras favoritas se exhibían en las galerías de la OEA en Washington, D.C.


Como sugieren las caricaturas, la década de 1960 marcó el resurgimiento de los debates que habían estallado por última vez entre 1933-1945. Los modelos en competencia de la Revolución Cubana y los teóricos de la modernización de Estados Unidos volvieron a particularizar un campo de artistas e instituciones que se centraban en "ponerse al día" con París y Nueva York, homólogas con industrias que se desarrollaban en gran medida a través de la colaboración con empresas transnacionales.
 

SOMA

Calle 13 #25, Col. San Pedro de los Pinos, 03800 Ciudad de México